.: N O T I C I A S

Almagro de mi Vida - La Revista
info@almagrodemivida.com.ar

PLATENSE 0 - ALMAGRO 1

2011-12-13
EN EL ÚLTIMO PARTIDO DEL AÑO, ALMAGRO ATENDIÓ A PLATENSE A DOMICILIO
Con una gran actuación de Bruno Centeno, el Tricolor aprovechó sus chances y se trajo los tres puntos. Ganó 1 a 0 con gol de Becerra y cerró el 2011 con una sonrisa.


     Segunda victoria al hilo. Y, encima, se cerró el año de forma positiva. Con este triunfo, el equipo de Finarolli superó a Tristán Suárez, Los Andes y Flandria en los promedios y salió de las últimas posiciones de la tabla, lo que no es poco.

     El partido arrancó parejito. Quizás Almagro arrancó con mejor pie en el terreno de juego. El adelantamiento desordenado del equipo local, se contrastaba con los pelotazos a espaldas de los laterales, que eran aprovechados por Acuña y Becerra. Pero ninguno de los 2 tenía demasiada profundidad.

     Tuvo alguna el Calamar con un disparo de afuera de Schmidt que desvió de manera genial Centeno. Pero en ese pasaje del match, Almagro era más astuto: Becerra quedó solo y Bernacchia le ahogó el grito. A partir de ahí, Almagro empezó a perder la pelota. Porque ni Ruquét ni Iglesias subían, porque Sinisterra no metía tanto, porque Figueroa aparecía a cuenta gotas y porque Farías estaba muy solo en la contención. Pero, mire usted, que Platense no aprovechó ese momento de mejoría. El Payaso Molina lo tuvo en dos ocasiones, una fue por arriba y la otra la rechazó Centeno, de excelente performance. Estas jugadas entusiasmaron a su gente que intentaron empujar a un equipo de Platense muy tibio y con poco poder resolutivo cuando posee la pelota en los pies.

     En el complemento Almagro salió mas concentrado. De un lateral, a los 5 del segundo tiempo, llegó el gol. Se durmió toda la última línea Calamar y después de un rebote, la bola le quedó a Raúl Becerra quien ni lento ni perezoso la mando adentro. Y a otra cosa.

     Ahí arrancó otro partido. Porque cada pelota perdida por los marrones, fue desaprobación instantánea de su gente. Almagro leyó bien el juego y la tenencia del balón, el repliegue del equipo y la salida rápida fueron argumentos suficientes para que el equipo de Nardozza perdiera la cabeza.

     Los minutos fueron pasando y la paciencia de la gente calamar se esfumó. Ahí fue más de lo mismo. Platense amontonó gente arriba pero sin ideas para descifrar el cubo mágico de la defensa de Almagro.

     Y así terminó el partido. Gran triunfo del equipo en Vicente López, que sirve y mucho. Sobre todo, para tener más oxígeno en la tabla de los promedios y para terminar el año con una sonrisa.



  Volver

 

 

.: LAS TABLAS :.

  
 

Estadisticas