.: N O T I C I A S

Almagro de mi Vida - La Revista
info@almagrodemivida.com.ar

ANÁLISIS DESDE LA TRIBUNA

2012-02-14
LA BANDA ESTÁ LOCA OTRA VEZ...
El Tres de Febrero con gran concurrencia en estos últimos partidos. Este equipo, empujado por su gente, se va transformando en un escollo dificilísimo...


Escribe: Lucas Royo.

     La buena racha del equipo, la expectativa en la tabla de posiciones por ingresar al octogonal, el buen nivel mostrado en los últimos partidos, el clima, la noche, el verano, todo esos ingredientes fueron los que llevaron al hincha Tricolor a asistir en gran concurrencia al Tres de Febrero.

     Llegando al estadio, en los alrededores de la cancha ya se podían observar desde temprano muchas camisetas de Almagro caminando por las calles de José Ingenieros y zonas aledañas. Aproximadamente 4000 almas se hicieron presentes en la noche de ayer para apoyar y alentar durante todo el encuentro. Más allá del 0 a 0, la hinchada empujó constantemente. Mucho colorido con los tirantes y los trapos, sumado al sonido inconfundible de las trompetas y los bombos hicieron de la cabecera local una verdadera fiesta.



     El canto inicial fue el clásico "que esta noche cueste lo que cueste, esta noche tenemos que ganar".      La expectativa que genera el equipo se traduce en la tribuna, y se nota. Absolutamente fueron todos gritos de aliento para el equipo Tricolor. Se recordó, como suele suceder, a los vecinos de la sociedad de fomento, a Morón, Chicago y demás.

     El disgusto mayor se dio con el arbitraje de Lucas Di Bastiano. Los constantes agarrones y patadas en mitad de cancha cortando cada ataque de Almagro por parte de Lamadrid, sacaron de quisio a más de uno y los insultos hacia el juez no tardaron en llegar.

     Un canto que hacia rato no sonaba en la tribuna volvió en el complemento, en un momento de euforia total de La Banda Tricolor. "Vamos Tricolor que no queda otra, la banda esta loca otra vez vos tenes que volver...", aquella vieja canción, que nos rememora a los tiempos del Nacional, volvió a sonar en el Tres de Febrero cuando promediaba el segundo tiempo, junto a la histórica "el día que me muera yo quiero mi cajón, pintado tres colores como mi corazón".

     En el final del encuentro el público retribulló el esfuerzo hecho por el equipo para dejar los tres puntos en casa con muchos aplausos hacia los jugadores. Como cada partido, la hinchada fue un jugador más, que empujó y empujó cuando el equipo no podía vulnerar a la defensa del Carcelero. Ahora la próxima cita será la semana que viene (fecha entre semana, probablemente el martes) frente a Barracas Central. No caben dudas que el Tres de Febrero volverá a lucir una gran asistencia.



  Volver

 

 

.: LAS TABLAS :.

  
 

Estadisticas